/ / / / Historia del arado de

Historia del arado de

Todo empezó con un arado

El arado de John DeereEn 1837, John Deere, el fundador de nuestra empresa, no era más que un modesto herrero que fabricaba horquetas, herraduras y otras herramientas de uso corriente en el campo.

 

Hasta que un día vio una cuchilla de acero rota en un aserradero y tuvo una idea. Él sabía que los agricultores de Grand Detour (Illinois), cerca de su casa, tenían que parar siempre para limpiar los arados de hierro fundido y retirar los terruños que se quedaban pegados. También sabía que los terruños podrían desprenderse con facilidad de una superficie de acero pulida. Como el acero escaseaba por aquella zona, Deere improvisó una placa utilizando la cuchilla de segunda mano que encontró en el aserradero.

 

Aunque con este primitivo arado sólo podría llevarse a cabo una pequeña parte del trabajo que se hace hoy con la maquinaria moderna, en su momento supuso una gran revolución. Según "John Deere's Company," un libro escrito por Wayne G. Broehl, Jr., Deere no sólo innovó en el material de construcción del arado, sino también en la forma que dio a la placa, muy diferente a la de los arados que había entonces. "Tiene básicamente la forma de un paralelogramo con una curva cóncava. Deere tuvo que reflexionar mucho acerca de la forma que iba a dar a la curva de esta placa, porque de ella dependía que los terruños se desprendieran correctamente una vez abierto el surco".

 

Deere probaba continuamente sus productos y cambiaba los diseños en función de las sugerencias de sus clientes. Su esfuerzo dio sus frutos y, en 1849, su negocio gozaba de una gran prosperidad. De hecho, llegó a fabricar 2.000 arados aquel año.